Goldberg

Rube goldberg estaba bien pinche loco. sí, era un gran dibujante, pero lo que lo hizo pasar a la historia fue la creación de las máquinas de goldberg, una secuencia de eventos perfectamente calculados que, a través de utensilios triviales, desencadena una acción –generalmente estúpida– que habría sido más fácil realizar de manera individual desde un principio. ¡ay, puto! ¿qué dijo este? traducción al castellano antiguo: un montón de chingaderas se mueven en secuencia para hacer algo bien pendejo. tsss. lo hubieras dicho así desde el inicio. 

justo ayer que veía el video de ok go que abajo incluyo (es una maravilla), me quedé pensando en cuánto tiempo habrá que invertir en perfeccionar cada segmento de una máquina de goldberg. a mí me parece irreal el tiempo que le meten. tal vez no tengo ni la paciencia ni el talento para hacerlas. de cualquier manera, me dejan sorprendido. el video de hasta abajo no corre en una sola toma, así que no dudo que el proceso haya tenido una que otra pausa pero, ¿qué más da? es verdaderamente increíble.

Robado de Paiki.org

Chinguen a su madre los que me acusen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: