Mi pichula

El sabado la Divina me invitó a la boda de su carnal y estuvo ….puuus……pfft como todas la bodas. Lo único chido es que me chingue un pomo.

Casi no me late andar de traje y esta vez estaba hipermega desmadradoramente guapo, bien fajado, como mi camisita y mi corbata.

Pasado todo el desmadre no sé como desperté el domingo más crudo que la verga y me regresé a mi casa. Y les juro que no me di cuenta que traía la bragueta abierta, como dos horas de camino y yo con la peligrosidad de perder mi pajarito porque se fuera volando. Lo cagado es que ya no uso calzones desde hace como tres años y ahí estaba yo, parado como pendejo viendo el pasar de los carros y mi tripita asomandose, digo tripita porque imaginense si estuviera parada. Tremendo desmadre que haría porque seguramente una morra bien buena la veria y gritaria: DIOS MIO ESTO NO ES REAL!!!!!! Entonces la chava que seguramente venía manejando y pintandose la jeta se iría a estampar contra un camión de bombones y no de estiercol, así como el volver al futuro. Se bajaría del coche y me diría: -¿Dónde has estado tantos años desgraciado que no sabes que te he necesitado desde siempre?- Yo en la pendeja le diría: -eres la chica más encatadora- y ella: -quitense dejen pasar a mi papucho y me guiaría a su carro y de vez en vez voltearia a ver mi pichulita cuyo tamaño alcanzaria dimensiones francamente fuera de toda proporción. Ahh y conste que la chava estaría hiper mega buenisima, olvidense de las revistas que leé el mudo cuando se chaquetea, no no no no esta tendría un culote marca diablo reloaded. La chava admirada con sus ojazos azules y sus labios bien delineados y ricamente sensuales diría expresiones como: – papacito, ¿como he podido vivir diecinueve años de mi vida sin ti? Que insignificante me siento, pero a tu lado mi vida va a ser otra!por fin mi vida va atener sentido: complacerte, hacerte feliz, ser tuya en condiciones que tú lo ordenes, no tienes más que expresar en voz alta tus deceos, por más descabellados que parezcan. Nací para ti- Y yo tranquilo, sereno, dándole las gracias más sentidas a mi pichula bonita por abrirme paso en éste mundo henchido de dolor y traumas. Pues la chava conduciría su Ferrari y aprovecharía cada alto de semaforo para acariciarmela y darme besines largos y prolongados, todo lo que durara un alto de eje vial. Una vez me contó el Anticristo que las chavas se la meten en la boca, completita. No creo. Que tal si les viene un calambre, o simplemente y llanamente se le cruzan los cables, cierran las mandibulas y te la mochan, y ahí sí adiós firuláis. Qúe tal. Digo que no creo y menos en éste caso, dado el tamaño de mi cosita bonita. Simplemente la chava la vería la oleria y le haría sus cariñitos. Llegaríamos a su casa en la condesa, se abriría la puerta a control remotoy me diría: -papacito, traspasame con eso, y de a perrito, quiero que me lo hagas de a perrito por lo que mas quieras, por el amor de Dios, por todos los santos y la virgen María- Y entonces yo pondria cara de mamón y le diria: – esperame en la cama, dejame hacer una llamada urgente-. Me haría wuey un rato para castigarla y que me deceé más. Subiria a la recamara y le preguntaría a la chava: – ¿cómo te llamas, muñeca?- Y ella me respondería en el mejor español hasta ahora formulado desde las cumbres del siglo de oro cualquiera de estos nombres, que son los que más me gustan para una mujer a Saber: Violeta, Brenda,Karina, Dulce, Alicia, Karen. Pues me diría me llamo Karina. Entonces la tomaría de la cintura porque mentiría que estaría esperando de a perrin in di bed: nel, mejor estaría esperandome de pie, vestidita y yo haría de las mias y la dejaria como llegó al mundo, le daría besitos calidos y palabras cariñosas y la pondría en la posición adecuada, que insisto, sería de a perrito. O mejor le gritaba desde abajo, ella bajaría hasta la sala y subiríamos juntos hasta la recámara. Caminaría delante de mí balanceando sus nalgotas, abriendo puertas, quitando sillas, y en fín haciendo a un lado todos los obstáculos, para que mi cosita bonita pudiera pasar sin riesgo alguno, no vaya a ser que sufriera algún lamentable accidente. Y, por supuesto, así como antes aprovechaba cualquier alto para darle un besito, ahora, con el menor pretexto, es decir, con el pretexto más fútil, sin saberlo conscientemente pero escuchando la voz de su instinto, digo, que se agacharía, y yo como vendría atrás de ella con mi pichula de fuera, como la proa de un gran barco, digo que ella ya en el suelo se daría vuelta, diría:– Ohh mai god!!!- y le daría besos y más besos. Yo le diría: -Calma Karina, calma, aprovecha mejor el tiempo que te queda de vida, es decir, de aquí a la recamara- y la conduciria a la cama y sus ojos se le saldrian de sus orbitas al sentirla adentro y…y …yyyyyy. ……yy….yyyy chale ya me dió hueva. Luego le sigo.
NOOOMAMAR!!!KynSum

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: