Mientras me tomo otra Cerveza

Hoy solo quiero exponer un poco de mi que me raspa, y me raspa tanto que tengo que sacarlo, se que no es muy amable lo que voy a decir así que no me importa si se ofenden, sobre todo las damas.

Mientras platicaba con un cuate acerca de las chavas me puse a meditar en mi propia persona, busqué, indagué, reflexioné, medité, para tratar de explicar esa espina que causaba una picasón en mi pecho.

Todo mundo con pelos en la entre pierna la ha sentido alguna vez, ese sentimiento que te da cuando tu pareja te decepciona y terminas aventando la toalla y caes otra vez sollosando entre dientes cuando crees que tu ultimo tren se fue. De pronto despiertas un Domingo y te das cuenta que otra vez estas solo y que empezar de nuevo te causa una tristeza, tristeza por tu tiempo perdido y por que otra vez ha caído, tristeza porque piensas que otra vez estas en el mismo lugar donde estabas hace un año sufriendo de la misma forma pero con otra imagen en tu cabeza.

Pero es igual, siempre es igual, así le cambies el nombre, el pensamiento o la razón, siempre tiene el mismo fin, acabas mortificandote y llorando ante un hecho inevitable.

De pronto transcurre el día, te calmas porque es fácil adoptar una regresión a esa etapa de auto-tortura, auto-martirio en la cual te gusta estar. ¿a chinga por qué? por que es simple somos bien pendejos, nos gusta estar de la verga por que se siente bien llorar, casi no lo hacemos porque somos bien putos y el día que nos pasa algo así buscamos un pretexto para partirnos la madre o para irnos de pedos y sacar esa ira y terminar entre lagrima moco y baba en un vaso de alcohol. Duele aceptarlo, pero eso no solo me ha pasado a mi, le ha pasado a todos los compas con lo que siempre acabo hasta el culo así que no me vengan con que ay ay yo no lloro.

Hay una teoria que le caga a la mujeres aceptarlo, les caga hasta el grado de decir esa estupidez que ellas son diferentes a la demás y que nunca soportarían una mamada así. ¿Cual mamada? pues tratarlas de la verga para que la relación funcione.

Aquí es cuando deposito toda mi experiencia para inspirarme y llegamos a lo siguiente. Yo no soy joven, pero tampoco soy viejo, apenas tengo 27 años. Mi primer novia la tuve a los 15 y en mi record hay aproximadamente 37 morras de las cuales solo 10 han me han provocado el sentimiento del que les hable al principio y quiero aclarar que éstas ultimas las traté como reynas, ningún día me porté como el hijo de puta que todos llevamos dentro innato y propio de la cultura Machista mexicana, es más me tragaba su mierda en un bolillo. A las 27 restantes que nunca las trate bien siguen siendo mis mejores amigas pasionales ocasionales y eso que las trataba de la verga, era un ogt, andaba hasta con tres ala vez. Entonces aquí viene lo mierda de éste post. Benditas matemáticas son bienvenidas para sacar la estadística:

El 100% de las mujeres que traté bien, se fueron para siempre, no recibí ni su amistad, abrí los sentimientos y solo me madreé la confianza, y las ganas de seguir siendo amable con ellas.

El 100% de las que traté de la verga siguen siendo mis amigas, de hecho son las mejores personas que hay entre mi haber social, me dan consejos, me siguen hablando ocasionalmente para salir y es (sorprendentemente) las únicas que a pesar del tiempo me recuerdan y me dicen que fue muy chingón andar conmigo.

A esta mierda, que sé que es “muy” mierda considerando los prejuicios de nuestra sociedad, le he buscado explicación a tal grado de querer vender el alma al diablo a cambio de la respuesta que me deje satisfecho, pero no la logro encontrar. Ya leí el tratado de psicología de las parejas, como vivir en pareja, manual para cogerse a una dama en 15 días, y otros más culeros con la esperanza que me hagan ver que estoy equivocado, que es solo un prejuicio de un joven dañado por una mala mujer o una conclusión acelerada de un pendejo que no supo llevar una relación en paz o solo es el vaciamiento de una ira acumulada por la incompatibilidad amorosa y pésima suerte que le tocó en éste mundo matraca.

No quiero llegar aún a la conclusión de que la teoría se hizo ley, aún queda mucho por delante antes de estallar en el clásico grito de que todas son iguales, pero por ahora lo que si sé es que cada día muere ese sentimiento de la pareja ideal y poco a poco me voy clavando más la idea que acabare como el Chivo de “Amores Perros”

Y como todo buen pendejo hoy voy a tomarme otra cerveza y escucharé canciones que me hagan llorar.

Bajatela

Fidelidad

Qué terrible es vivir una vida de fidelidad
Y esperar el regreso de aquello que no ha de volver.
Contemplando la barca que llega y luego se va
Como una sombra tras un cuerpo de mujer.

Todos vieron amores que alegran su vista al volver
Golondrinas viajeras que vuelven de nuevo a su hogar.
Pero yo como un alma fatal, contemplando la noche y el mar
Sólo sé que jamás volverá mi mujer ideal.

(Por favor alguien que venga a darme una patada en los huevos)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: