En la Pendeja

El domingo pasado me lanzé a mis caminatas sin sentido al parque local y de regreso a mi jaula pasé por una ferreteria a comprar unas tachuelas para colgar mi poster que imprimi de ésta mamasota:
(yo sé que hay viejas más buenotas, pero me laten así, ¿Cuál es el pedo?)

Photobucket - Video and Image Hosting

y vi que un Ruco entra y pide:

-Me da un botesito de veneno para matar cucarachas

El vendedor pendejamente le pregunta:

-¿Para llevar?

-¡Noooo! ¡Si quieres te traigo las cucarachas!

Jajaja, pinche ruquito me hizo reir y me alegró el día.

Lo agarró en la pendeja

Como aquella vez en una tienda de esas “nice” a las que acostumbra ir mi patrona, un pendejo va a pagar con la tarjeta de crédito; la vieja esa que lo va a atender, al mirar la tarjeta, le dice:

-¡Que casualidad, conozco a alguien con el mismo nombre que usted!

-¿Ah, si? ¿Y cómo se llama?

¿Que sucedió?

Pues lo agarró en la pendeja

Y nadie se salva, hasta yo la he cagado, como la vez que mi cuate me dijo que había perdido 500 varos y le pregunté: ¿Dónde?

Hay un chingo de casos, pero hay unos que se pasan de verga, así como aquel anuncio pegado en el arbol que tantas veces vi y que tantas veces me hizo acordarme del por qué hay que estudiar:

Photobucket - Video and Image Hosting

¿Pues cómo pensabas pintarlas?¿Por Correo?

NOOOMAMAR!!! KynSum

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: